miércoles, 30 de marzo de 2011

Hay que dar hasta que duela

Así decía la Madre Teresa de Calcuta, Premio Nobel de la Paz 1979. Y, en la actualidad, esta frase se hace vigente en los técnicos trabajadores de la planta de Fukushima en Japón, a quienes muchos llaman con justicia "héroes de Fukushima" o "samuráis nucleares".
Los invito a leer esta nota del diario La Nación, donde podrán conocer más sobre cómo viven estos hombres que están dando su vida misma momento a momento: El sacrificio de los "samuráis nucleares".

No hay comentarios:

Una frase célebre